Glosario

Type a term:

Aire y Polvo: Descripción

Polvo

Muchas de nuestras actividades diarias causan la producción de sustancias químicas que son liberadas al aire que respiramos. Entre estas sustancias tenemos los gases de combustión de nuestros automóviles, camiones y autobuses; los productos químicos usados como agentes de limpieza  y otros productos para la casa; y los sub-productos resultantes de la fabricación de los cientos de plásticos y aparatos electrónicos que diariamente usamos en el hogar y el trabajo.  Estas sustancias químicas son liberadas al aire donde se unen al polvo que respiramos, por lo que es difícil darnos cuenta de que entramos en contacto físico con estos productos de contaminación.

¿Cuáles son las sustancias que están causando preocupación y dónde se las pueden encontrar?

Compuestos de interacción endocrina: (ftalatos, parabenes, alquilfenoles, pesticidas, y estireno polibrominado difenil o EPBD. Estos compuestos de interacción endocrina son usados en productos para el consumidor como por ejemplo en varios tipos de plásticos, detergentes, cosméticos, muebles y productos para pesticidas. También se encuentran en muestras de aire y polvo ambientales en viviendas residenciales.

HAPs: Hidrocarbonos aromáticos policíclicos: Estos compuestos se forman al quemar materiales orgánicos. Estos tipos de compuestos químicos son contaminantes ambientales que se pueden encontrar en el humo de carburadores, humo de cigarrillos y en la capa carbonizada de alimentos que se han preparado a la parrilla. Los HAPs no solo se encuentran en el aire y polvo ambiental, sino que también pueden ser encontrados en el suelo, en el agua, y en el sedimento de canales.

Los estirenos polibrominados difeniles (EPBD): Sustancias producidas comercialmente que son usadas como retardantes de fuego en varios productos comerciales. Los EPBDs son añadidos a esponjas de poliuretano y a varios plásticos, de tal manera que pueden ser encontrados adentro del relleno de muebles, en las alfombras, en los materiales, en materias de aislamiento eléctrico, en los computadores y en los televisores.  Estas sustancias químicas persisten en el medio ambiente y pueden ser encontrados en el aire del hogar, el aire ambiental, el polvo del hogar, y también en los alimentos.  Los EPBDs están presentes en la leche de la mama humana, en la sangre y en el tejido graso.

¿Cómo pueden estas sustancias químicas entrar al cuerpo?

La exposición a las sustancias químicas que se encuentran en el aire y polvo al interior de las viviendas ocurre al respirar este aire contaminado y también a través del contacto de la piel con el polvo.

En el caso específico de los HAPs, la exposición resulta al aspirar aire contaminado con humo de cigarrillos, humo de leña, humo de los carburadores de los autos, y también puede resultar por comer alimentos que han sido carbonizados en la parrilla o por beber agua contaminada con estos compuestos [Baird et al., 2005].

Las fuentes más importantes de exposición a los EPBDs parecen ser los alimentos, la leche materna humana y el polvo.  La exposición también resulta por contacto con productos comerciales que contienen estas sustancias químicas, especialmente por contacto con muebles tapizados y con colchones rellenos con esponja. Las sustancias químicas no están atrapadas en los muebles y pueden escapar al aire ambiental, mantenerse en el polvo, y alimentos. Cuando estas sustancias se contactan a través del aire, la comida o la piel, los EPBDs circulan en el cuerpo y ejercen un efecto bioacumulante. Por lo tanto, las sustancias químicas se quedan en el cuerpo y se acumulan con el tiempo en el tejido graso. [Rahman et al., 2001].

¿Cuáles son los mecanismos por los cuáles estas sustancias químicas pueden aumentar la posibilidad de desarrollar cáncer de mama?

Se ha demonstrado que los HAPs inducen daño en el ADN y alteran el ciclo de progresión celular. Esto se puede observar en la formación de complejos de HAP-ADN, los cuales representan una medición del daño al ADN causado por la exposición a estos compuestos. Los HAPs han sido también implicados en la alteración del proceso de reparación del ADN, donde específicamente producen una desorganización de los genes supresores lo que causa  que la reparación de ADN sea muy difícil y probablemente no ocurra. [Jeffy et al., 2002].

Se ha demostrado que los EPBDs ejercen propriedades estrogénicas porque son agonistas de receptores estrogénicos. Esto significa que estas sustancias químicas tienen la capacidad de imitar la acción e inducir las mismas respuestas a los estrogénos naturales en la célula. Una vez que entran al cuerpo, los EPBDs se pueden degradar en productos metabólicos los cuáles imitan mejor la acción del estrogéno.  También se ha demostrado que algunos de los EPBDs más comúnmente encontrados en los humanos y los animales (especialmente EPBD-100) tienen actividad estrogénica mayor que otros tipos de químicos [Meerts et al., 2001].