Glosario

Type a term:

Aguas: Descripción

Agua

Sustancias químicas capaces de interferir en el sistema endocrino son usadas en productos comerciales como plásticos, detergentes, limpiadores, productos de cuidado personal y en algunos medicamentos con o sin prescripción. Una vez usados y desechados, estos productos pueden terminar en abastecimientos de aguas públicas. Es importante estar seguro que el agua que usamos para beber, cocinar y asearnos ha sido purificada de manera apropiada.

¿Cuáles son las sustancias químicas que están causando preocupación?

Sustancias que interfieren en la función endocrina como el nonilfenol, el bisfenol-A, las pesticidas, los metales pesados y los ftalatos han sido medidas en varias clases de aguas. Ciertos químicos que interfieren en la función endocrina son usados en varios productos usados por el consumidor. Entre estos están los plásticos, los detergentes, los líquidos de limpieza y los productos de cuidado personal. Estos compuestos se encuentran también en productos de desechos de industria y de empresas agricultoras. Por lo tanto se pueden encontrar en agua de alcantarilla, agua subterránea y agua potable.

Medicamentos de venta general o medicamentos que necesitan receta médica como los antibióticos, hormonas como el estradiol y los estrógenos sintéticos y otros tipos de compuestos químicos que interfieren en la función endocrina pueden ser encontrados en variadas fuentes de agua.  Algunos de estos compuestos entran al sistema de aguas debido a la eliminación de drogas no usadas por parte de industrias o individuos.  Otra fuente de contaminación es producida por la excreción que lleva a la acumulación de estos compuestos en agua de alcantarilla.

Afortunadamente, muchas comunidades están limpiando pozos contaminados, ríos, y de otras fuentes de agua públicas. Sin embargo, sigue habiendo los altos niveles de contaminantes en muchas otras fuentes de agua, a pesar de que los efectos nocivos sobre la fauna y la salud humana se han divulgado.  Debido a el retraso de tiempo entre las exposiciones a las sustancias que causan cáncer y a los cambios (positivos y negativos) en la calidad del agua de un período a otro, es difícil estudiar directamente los posibles efectos de determinadas fuentes de agua y la incidencia de cáncer, a menos que haya niveles extremadamente altos de contaminantes. Con todo, cada vez más estamos entendiendo que, especialmente en conjunto con otros contaminantes ambientales, las exposiciones persistentes a muchos de estos productos químicos, aunque sea en bajos niveles, pueden tener efectos aditivos en los procesos celulares, conduciendo posiblemente a los riesgos crecientes para el cáncer de mama y otros problemas de salud [Payne et el al., 2001Silva et al., 2002].

¿Cómo entran estas sustancias químicas al cuerpo?

Ciertos productos químicos que interfieren con el sistema endocrino como las hormonas y algunos medicamentos, no son eliminados por la filtración hecha en las plantas de tratamiento y consecuentemente pueden terminar en el agua potable que se usa para beber, cocinar y bañarse.

¿Cuáles son los mecanismos mediante los cuales estas sustancias podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama?

Productos químicos que interfieren o imitan las acciones de hormonas naturales como el estradiol, pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama.